Asesoría de empresas en Las Palmas

Subvenciones dirigidas a cubrir el coste del IBI soportado por empresas titulares de explotación de establecimientos turísticos afectados por la Covid-19

27 Jul

Subvenciones dirigidas a cubrir el coste del IBI soportado por empresas titulares de explotación de establecimientos turísticos afectados por la Covid-19

Como sabe muchas han sido las subvenciones destinas a solventar las consecuencias económicas ocasionadas por esta crisis sanitaria que nos asola desde hace más de un año ya.

Pues bien, el pasado viernes el gobierno de Canarias publicó a través de decreto ley 10/2021, de 22 de julio nuevas subvenciones destinadas a cubrir el coste del Impuesto de bienes inmuebles (IBI) soportado por empresas titulares de explotación de establecimientos turísticos afectados por la Covid-19.

Entendiendo que esta información puede ser de su interés le facilitamos los datos más relevantes de la misma:

En primer término, significarle que las personas susceptibles de ser beneficiarias de esta subvención son los titulares de empresas que desarrollen, como actividad principal, alguna de las actividades turísticas de alojamiento integradas en los siguientes CNAE:

55 10 Hoteles y alojamientos similares.
55 20 Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia.

Ahora bien, de lo expuesto ha de hacerse algunos matices como son los siguientes: con respecto al concepto “empresas” debe entenderse tanto las personas físicas como personas jurídicas y entidades que se encuentren debidamente inscritas como explotadoras de establecimientos turísticos de alojamiento, en el Registro General Turístico y con respecto al término “actividad principal” hay que tener especialmente presente que se refiere a aquella que tenga el mayor volumen de operaciones en el año natural anterior.

Sin perjuicio de lo expuesto hay que reseñar que tal y como indica el propio título de la subvención para poder ser beneficiaria de la misma ha de haber acaecido un perjuicio derivado de la crisis sanitaria originada por la Covid-19 por lo que, para ser beneficiarias de estas subvenciones, las empresas deberán haber sufrido en su volumen de operaciones de la totalidad de su actividad empresarial del año 2020, una reducción igual o superior al 30 por ciento respecto al volumen de operaciones del año 2019.

Cuando se hubiese iniciado la actividad de explotación del establecimiento en el año 2019, el importe del volumen de operaciones obtenido en el tiempo de actividad de la empresa, se elevará al año, teniendo en cuenta la media mensual de dicho volumen.

Otra de las especificidades de esta subvención es que, en el caso de empresas cuyos titulares sean personas físicas o aquellas entidades anteriormente descritas, los ingresos por la actividad de explotación de alojamientos turísticos deberán haber sido declarados en el Impuesto sobre la renta de las personas físicas del año 2020 como rendimientos de actividades económicas.

Conviene también reseñar que, solo será objeto de subvención, el coste del impuesto de bienes inmuebles correspondiente a establecimientos turísticos de alojamiento inscritos en el Registro General Turístico antes del 15 de marzo de 2020 y que habrá de acreditarse que el solicitante es el sujeto pasivo obligado al pago de la cuota íntegra o, en su caso, cuota líquida del IBI, o, no siéndolo que está obligado a soportarlo por así derivar de un acuerdo con el sujeto pasivo (ej. Contrato).

En otro término debe llamarse también la atención a que no podrán tener la condición de beneficiarias y por tanto no pueden beneficiarse de esta subvención las empresas que estuvieran en crisis a 31 de diciembre de 2019 excepto las microempresas o pequeñas empresas (salvo que éstas a su vez estuvieren en concurso o hayan recibido una ayuda de salvamento o de reestructuración).

La cuantía de las subvenciones podrá ser de hasta el 100% del Impuesto de Bienes Inmuebles devengado a 1 de enero de 2021 cuyo abono se realizará previa justificación de los requisitos exigidos y en todo caso habrá que estarse a los límites máximo establecidos por empresa regulados en el artículo 5 del citado decreto.

Para ir concluyendo, y entendiendo que lo anterior ha sido de su interés, conviene citar otros compromisos para la correcta percepción y principalmente para evitar la devolución o denegación de la mentada subvención:

  • Antes de la concesión de la subvención, la empresa o persona solicitante ha de declarar por escrito mediante declaración responsable, el conjunto de subvenciones y ayudas públicas recibidas hasta la fecha en aplicación de los Marcos Temporales Nacional y Comunitario, desde el inicio de la vigencia de los mismos, aspecto éste especialmente relevante por su influencia de cara a determinar la no superación de los importes máximos a percibir contemplados en el art. 5 del decreto que aquí se analiza.
  • Mantener la actividad económica por parte de la entidad beneficiaria de la subvención hasta el 30 de junio de 2022.
    Por último, significarles que el plazo de presentación de solicitudes será de veinticinco días naturales, iniciándose dicho plazo el 10 de septiembre de 2021 luego, hasta el 4 de octubre de 2021.